2

Trasparencia digital y el Efecto Streisand en las Redes Sociales

El poder de las redes sociales como amplificador no es ninguna novedad. 3000 millones de personas en todo el mundo ya utilizan internet (El 78% de la población en países desarrollados y el 32% en países en vías de desarrollo) y la penetración de los Social Media no para de crecer (Facebook ya cuenta con 1350 millones de usuarios). En este mundo “conectado” os podéis imaginar la velocidad a la que una información puede propagarse a nivel mundial.

thumb-up-441938_1280

Si hay algo que realmente molesta en internet es la censura. Cualquier intento  de ocultar información a los usuarios y llevar  a cabo acciones poco “trasparentes” suele tener un efecto opuesto al deseado. En la red abundan los ejemplos de informaciones que quisieron ocultarse de formas poco limpias y se convirtieron en un boom gracias a la participación y el feedback de los usuarios, especialmente de redes sociales.

Este efecto rebote cuando se trata de ocultar información, especialmente cuando están las redes sociales de por medio es lo que se conoce como “Efecto Streisand“. El fenómeno debe su nombre a un intento de censura por parte Barbara Streisand en 2003. La cantante denunció a un fotógrafo y a una página web por publicar unas fotos en las que aparecía su mansión en un acantilado de California. En la imagen no aparecía claramente la localización, ni se hablaba de que Barbara fuera la propietaria pero el revuelo que se formó por tratar de ocultar la fotografía causó un efecto opuesto y miles de internautas compartieron la foto, convietiendola en un fenómeno viral.

Jyllands Postem

Una de las caricaturas que se publicaron en el periódico danés “Jyllands Postem”

Desde la desafortunada “joya” de David Bisbal en twitter, en la que pedía el fin de la Primavera Árabe porque “nunca se han visto las Pirámides tan poco transitadas”, hasta el revuelo internacional formado por la publicación de unas caricaturas de Mahoma que incluso provocaron interviniera la diplomacia internacional. Todos los ejemplos nos vienen a recordar que la forma de trabajar en el mundo online necesita de una trasparencia máxima y hay que tener cuidado con lo que se dice y cómo se dice.

La enorme penetración de las redes sociales y la democratización en el uso de internet han cambiado la forma en que los usuarios entienden la trasparencia en la red. Un comentario desafortunado que ha tratado de ocultarse a los usuarios o cualquier acción que puede ser entendida como censura por los usuarios puede acabar de un plumazo hasta con el mejor trabajo de reputación online

¿Se puede prevenir el efecto Streisand en las redes sociales?

Yo creo que sí. Estoy convencido de que  mejor forma de combatir la propagación de informaciones que pueden acabar con nuestra reputación online es la sinceridad. Tanto si se quiere cuidar una marca personal, como si lo que está en juego es una imagen de marcaes preferible pedir disculpas y asumir las consecuencias de los errores que tratar de ocultar la información.

Para no tener que enfrentarse a situaciones como esta, las empresas deben contar con profesionales de las redes en sus plantillas. No hay que olvidar que las redes sociales son la cara visible de la empresa en internet. Contar con un gestor profesional que sepa trabajar la presencia online y con recursos a la hora de enfrentarse a una crisis de reputación online puede salvar a la empresa de un crisis que acabe con su presencia en la red.

David Soto

Periodista apasionado del marketing digital, las redes sociales y el blogging. Muy ilusionado con este proyecto que es mi blog personal :)