¿Cuántas veces nos encontramos con folletos publicitarios impresos con referencias al twitter de la empresa? ¿Cuántas con empresas que ofrecen cupones con descuentos online al realizar compras en la tienda física? La barrera que hace tiempo separaba de forma tan nítida los formatos online y offline parece estar difuminándose día a día. No hay duda en que ambos mundos están acercándose y caminando de la mano hacia una estrategia multicanal.

Online marketing with businessman

La integración de ambos formatos es básica para lograr una campaña exitosa. Es complicado pensar en una determinada acción de marketing offline que no esté complementada desde la página web o los perfiles en las redes sociales de la empresa. Una buena combinación de ambos formatos supone que nuestro mensaje llegará al cliente de una forma sólida y consistente. De la misma forma, una mala interacción supondrá una perdida de credibilidad al dar la sensación de que ni siquiera la propia empresa sabe lo que quiere transmitir.

Si bien cada canal tiene sus características y peculiaridades, me parce importante resaltar las ventajas que el mundo online puede ofrecer a la estrategia de marketing de cualquier empresa.

Las 5 ventajas de utilizar el mundo online para las estrategias de marketing:

1. Permite mayor segmentación

La capacidad de estar presente donde se encuentra el público objetivo es mucho mayor y más sencillo de preever en la parte online de la estrategia. Desde las campañas de email marketing, hasta el trabajo en redes sociales o el blog corporativo va enfocado a un segmento de la población mucho más preciso que el destinatario de las acciones offline.

2. Mayor flexibilidad:

Las campañas offline tienen que funcionar a la primera, no hay lugar al error porque no tienen vuelta atrás. La inmediatez de las nuevas tecnologías permite adaptarnos a los cambios que puedan surgir una vez que hayamos lanzado la acción de marketing. Esto no quiere decir que debamos lanzarnos a acciones poco meditadas porque tengamos posibilidad de modificarla, simplemente que la campaña tiene la capacidad de adaptarse a posibles incidencias que puedan surgir.

3.Capacidad de diálogo:

Creo que la capacidad de conversar con el cliente de una forma directa y “de tu a tu” es la gran clave de las nuevas tecnologías. Esto permite integrar al cliente dentro de la campaña y hacerle partícipe de la misma. No es solo que el cliente sea el centro de la campaña, si no que tenemos la posiblidad que él lo sienta así. Un buen trabajo destinado a fomentar  de la comunidad en torno a la marca es fundamental para aprovechar todas las posibilidades de las campañas 2.0.

4. Posibilidad de rentabilizar una inversión más pequeña

La gran capacidad de segmentación unida al enorme alcance que podemos conseguir con nuestra campaña de marketing online provoca que un buen trabajo pueda maximizar la rentabilidad de cada euro invertido. Decir que las campañas de marketing online no son gratis es una obviedad y que un buen trabajo conlleva un coste económico y de tiempo también.

5. Facilidad y precisión en la medición:

Cuantificar los datos del impacto de una campaña online es mucho más fácil que el marketing tradicional. La posibilidad de medir los datos que desprende una campaña de marketing de una forma real y cuantificable es básico porque permite aprender y mejorar. Las herramientas de marketing 2.0 (desde Google Analytics, hasta Mailchimp o las plataformas de blogging) nos permiten una medición del impacto basada en datos exactos. La forma de medir cuánta gente ha visto nuestra valla publicitaria es mucho más inexacta y el margen de error es mucho mayor).

Las posibilidades que han aparecido con la implementación de las nuevas tecnologías son casi infinitas. La creatividad funciona y más ahora, cuando la tecnología permite estar a un solo click del resto del mundo. Independientemente del formato la base del éxito es y será el valor añadido que podamos aportar al cliente. Y vosotros ¿qué pensáis del abanico de posibilidades que nos han abierto en este mundo 2.0?

 

 

 

Sígueme en Feedly