1

La primera piedra de la estrategia de contenidos

Sigo inmerso en la búsqueda de formación e información sobre el Marketing de contenidos. Desde que descubrí la importancia que tiene  la calidad y pertinencia de los contenidos corporativos para su posterior estrategia de ventas, me he centrado en este tema.

content

Hace unos días me hice con  “Marketing de contenidos”, estrategias para atraer clientes a tu empresa, de Eva Sanagustín (@evasanagustin). La verdad que es muy recomendable, un libro sencillo y muy entretenido, al mismo tiempo que completo. Trata las estrategias de contenidos desde todos los ángulos, justificando la importancia de todos ellos y aplicando lo escrito a una serie de ejemplos en el marco de una empresa ficticia.

Además de recomendar esta obra porque creo que puede ser de gran utilidad para personas que, como yo, estén iniciándose en estos campos o comiencen a sentir intriga por esta rama del periodismo más ligada al mundo empresarial.  Una de las partes más interesantes del libro trata de cómo conseguir esos contenidos.

En primer lugar es fundamental pensar en el público al que nos dirigimos, incluso a la hora de pensar de dónde nos vamos a nutrir para la posterior elaboración de esos contenidos

“Encuentre dónde está la conexión con ellos”

Podemos encontrar la base para los futuros de contenidos de calidad en dos posiciones respecto a la empresa.

  • Contenidos internos: Es básico conocer de qué disponemos, cuánta información y de qué tipo. Lo ideal para situarnos correctamente es hacer un inventario de contenidos en el que plasmemos todos y cada uno de los documentos de los que disponemos, clasificándolos por categorías

 Una buena clasificación nos ayudará a decidir sobre el medio más adecuado para presentar nuestros contenidos. Si disponemos de muchas imágenes podremos basar nuestra estrategia en Flickr o Pinterest, pero si por el contrario, nuestro material se basa en artículos, posiblemente nos sea de mayor utilidad el trabajo con gestores de blogs.

  • Contenidos externos: Es este caso necesitaremos de una documentación exhaustiva, saber quien habla de lo que nos interesa. Tendremos que  informarnos sobre quién es esa fuente, y tratar de investigar que tipo de lectores tiene porque puede que sean objetivos principales de nuestra futura estrategia de marketing.

Tenemos que tener cuidado a la hora de enfrentarnos a grandes cantidades de información para no caer en lo que la autora del libro llama “infoxificación“. Este concepto se refiere a la  “saturación de contenidos sobre temas similares que provoca la nulidad de la capacidad de discernir entre lo que los interesa y lo que no”. Necesitamos hacer de la documentación la piedra angular del comienzo de la estrategia de contenidos porque será el lector quién judge nuestro conocimiento sobre el tema a través de nuestros razonamientos y argumentos, si lo que buscamos es credibilidad ante el cliente, una buena argumentación nos permitirá tener mucho terreno ganado.

Ambas formas de comenzar nuestra campaña de marketing han de sostener todo lo que vendrá después así que es básico dedicar el tiempo necesario. Puede que el ponerse a revisar documentos antiguos o cientos de blogs o correos electónicos no sea el trabajo más entretenido y que puede llegar a desesperar pero tenemos que tener claro que  es fundamental para la futura solidez de la estrategia.

David Soto

Periodista apasionado del marketing digital, las redes sociales y el blogging. Muy ilusionado con este proyecto que es mi blog personal :)