1

El curioso caso del papel negro

¿Existen parcelas sin explotar dentro de mercados dominados en exclusiva por las grandes multinacionales? ¿Se puede ser creativo en la forma de entender todo tipo de productos? Este caso pone de manifiesto que si, cualquier idea es susceptible a ser renovada y reinventada día a día si se aplican grandes dosis de creatividad.

negro_panuelos_papel_higienico_japon

Esta mañana mientras ojeaba la página de El País me encontré con un titular que me llamó mucho la atención “El hombre del papel higiénico negro”. El artículo habla de Paulo Pereira, un físico portugués que un día decidió dar un giro de tuerca y proponer nuevas ideas dentro de un mercado en el que parecía no haber espacio para la innovación y la creatividad.

El mismo hombre que diseñó sillas incómodas para que las reuniones no se alargaran demasiado pensó ¿por qué no romper con todo lo anterior y convertir el papel higiénico en algo divertido, un elemento lúdico que hable de nosotros?

Este ejemplo que se estudia en escuelas de negocio de medio mundo pone de manifiesto la relevancia la creatividad como base de la diferenciación. ¿Por qué no centrarnos en nuestro pequeño nicho de mercado al 100% en vez de competir con las grandes empresas? Sus competidores no son las grandes multinacionales así que su forma de trabajar no debe ser la misma. Creo que gran parte de su éxito reside en mantener las ideas que le hacen diferente para afrontar de una forma creativa su especialización dentro de su pequeña parcela de mercado.

De la misma forma que Carlos Bravo explica, de forma magistral, en su libro Marketing de Guerrilla con el caso de Red Bull, el caso del papel higiénico negro es el paradigma del producto que nadie necesita. Para vender papel higiénico negro tienes que transmitir algo más con tu producto, ser el mejor en tu nicho, transmitir una serie de valores que te hagan diferente “Si te atreves con el papel higiénico negro estas aportando un toque divertido a algo tan simple como hacer la compra”

Me encantan este tipo de ejemplos porque me hace muy feliz comprobar como hay personas que han triunfado apostando todo a sus ideas. Creo que los casos de éxito con ideas creativas son siempre ejemplos a seguir porque ponen de manifiesto que todo puede ser reinventado si se apuesta fuerte por las ideas. Todos los mercados tienen pequeños nichos que esperan a ser explotados por quien se atrevan a plantearse ideas diferentes.

David Soto

Periodista apasionado del marketing digital, las redes sociales y el blogging. Muy ilusionado con este proyecto que es mi blog personal :)