1

Cómo elegir un hosting para tu blog: 6 puntos fundamentales


Elegir un buen hosting donde alojar tu blog es uno de los primeros pasos en los que tienes que pensar al dar el paso y lanzarte a trabajar duro en tu blog. Puede ser un trámite bastante engorroso si no elegimos correctamente y no comparamos los servicios ofrecidos de la multitud de empresas de hosting que actualmente trabajan en España así que en este post vamos a ir desgranando algunos puntos importantes en los que fijarnos a la hora de elegir un buen proveedor de alojamiento web.

Cómo elegir un hosting para tu blog: 6 puntos fundamentales

Escribo este post porque yo me equivoqué al elegir mi primer hosting y lo pagué caro. No tenía mucho dinero y solo me fijé en el precio. ¿El resultado? Muchos problemas para ponerme en contacto con ellos, caídas constantes de mi blog, tiempos de carga enormes, con los problemas de cara al SEO y la experiencia de los lectores… En fin, un montón de problemas por los que espero que no tengas que pasar después de leer este post y consigas elegir el mejor hosting desde el principio.

6 puntos en los que fijarte a la hora de elegir un hosting para tu blog

Vamos a ver estos 6 factores en los que fijarse a la hora de elegir un hosting ordenados en orden de importancia desde el punto de vista de alguien que comienza su andadura con su blog y no tiene demasiados conocimientos previos. Si ya los tienes, es probable que el orden de importancia sea otro pero, aún así, creo que deberías fijarte en estos factores a la hora de elegir tu alojamiento web.

1. Atención al cliente rápida, cercana y de calidad

No sé si estaréis de acuerdo conmigo pero ésto es, para mi, el punto fundamental a la hora de elegir un hosting. Es muy probable que, si es tu primer proyecto online, todo lo relacionado con tu alojamiento web te suene a chino durante los primeros meses y cualquier cambio que tengas que hacer, por muy sencillo que parezca, acabe siendo una odisea que no sepas ni por donde empezar.

Elige un hosting que te ofrezca un servicio personalizado de atención al cliente y que se caracterice por la cercanía. Que tenga disponible un número de teléfono al que acudir en caso de que no sepas solucionar tu problema y que ofrezca un servicio de ayuda.

Creéme que lo valorarás cuando aparezca algún problema durante las primeras etapas de tu blog, en las que estás “a tope” de trabajo con tus contenidos porque ahorrarás mucho tiempo y evitarás malos ratos. 

2. Precio: No escatimes pero tampoco gastes más de lo que necesitas

Seguro que habéis leído un montón de post en la red que os animan a gastar una pasta en vuestro proovedor de hosting porque “lo bueno no puede ser barato”. Estoy de acuerdo en parte pero no en todo.

Antes de elegir un hosting compara precios entre tantos proveedores como puedas antes de decantarte por alguno de ellos. Una simple búsqueda en Google te servirá para encontrar los precios de todas estas empresas y un montón de páginas y post en blog reconocidos con comparativas y recomendaciones a la hora de elegir un hosting.

Toma estos datos como referencia pero, sobre todo, piensa en tus necesidades. ¿Crees que necesitarás un servidor dedicado durante la primera etapa de tu blog? Supongo que no ¿Crees que necesitarás elegir un plan enfocado a atraer decenas de miles de visitas al día nada más que empiezas a escribir en tu blog? Supongo que no.

Piensa que lo que necesitas y trata de apostar por la calidad pero sin gastar mucho más dinero del que necesitas.

3. Ampliación de servicios en caso de que sea necesario

Normalmente un blog es un proyecto a largo plazo con vocación de crecer y hacerse grande poco a poco. Al elegir tu hosting, ten en cuenta podrá crecer contigo a medida que tu blog vaya sumando lectores y poco a poco vaya creciendo.

Esto es más importante de lo que parece porque cambiar de hosting,  haciendo una migración a otro proveedor de alojamiento web no es un paso complicado pero, si podemos evitarlo, mejor :)

Puede ser que con el tiempo necesites registrar nuevos dominios, aumentar el espacio de tu hosting, añadir servicios adicionales… Si contratas un hosting flexible evitarás un montón de futuros problemas con este tema y sus servicios se irán adaptando a tus necesidades.

4. Calidad = Velocidad de carga para tu blog y mejor posicionamiento SEO

¿Crees que merecerá la pena ahorrarte dos o tres euros al mes en un hosting súper barato que haga que tus lectores se desesperen a intentar leer tus contenidos y que estos tarden una eternidad en cargar? Te aseguro que no.

Las especificaciones técnicas que te ofrecerá el hosting que elijas será decisivo cuando empiecen a entrar los primeros lectores a tu site porque tiene una influencia vital en el tiempo de carga de tu blog, Los discos duros que utiliza, la memoria RAM que ofrece, el procesamiento de datos pueden sonarte a chino pero te recomiendo que te informes de su relevancia antes de elegir tu hosting y verás cómo lo agradecerás con el tiempo.

5. Facilidad en el manejo de su interfaz

Esto es decisivo si no tienes demasiados conocimientos y es la primera vez que te lanzas a un proyecto web. Se aseguro que hay un montón de hostings que puedes ofrecer muy buenos servicios en general pero que tienen una interfaz tan rematamente mala y complicada que cualquier cambio que quieras hacer se convierte en misión imposible si no eres un usuario muy avanzado.

Pregunta por este tema antes de elegir el hosting y busca opiniones de usuarios que ya hayan contratado con esta empresa sobre la facilidad de su manejo porque ésto te ahorrará un montón de tiempo “dando vueltas” por una interfaz de usuario que parece creada para robots y que demuestra por su parte un gran desinterés por la experiencia del usuario.

6. Tus contenidos tienen que estar en un lugar seguro

Ésta es una situación típica de los hosting demasiado baratos y de mala calidad. Un día vas a entrar a tu blog y no puedes. Te asustas y llamas a la empresa de hosting y te dicen que han sufrido un ataque masivo y que, por el momento no han sido capaces de solucionarlo. Todo ésto con tu blog caído y fuera de servicio.

Ésto le puede suceder a cualquier empresa pero es una situación que tendrás que vivir con gran frecuencia si, al elegir tu hosting, solo te fijas en el precio y no en la calidad y la seguridad de su servicio.

Antes de contratar pregunta sobre sus mecanismos de seguridad, las actualizaciones  automáticas que te ofrecen, el control de spam. y los backups automáticos que mantendrán tu información a salvo en caso de problema.  Lo idóneo es que te ofrezcan  copias de seguridad diarias. En caso de que no sea así, preguntar cada cuanto harán estas copias y cómo será el proceso en caso de tener que utilizarlas .

Hasta aquí llega este post. Espero que os haya gustado y, aunque no soy un gran experto en este tema, os haya podido ayudar con estos factores que me hubiera gustado leer antes de contratar mi primer hosting que, como os contaba al principio, fue una auténtica odisea.

Ahora que os he contado mis 6 factores principales a la hora de elegir un nuevo hosting me encantaría que me contarais los vuestros. ¿En qué os fijáis antes de elegir un hosting? ¿Estos 6 factores os parecen importantes u os fijáis en otros? ¿en cuáles?

Espero vuestros comentarios :)

 

 

Imagen: Elegir un hosting via Shutterstock

David Soto

Periodista apasionado del marketing digital, las redes sociales y el blogging. Muy ilusionado con este proyecto que es mi blog personal :)

One Comment

Deja un comentario