2

Claves para una buena relación con los medios de comunicación (I)

¿Es posible poner de acuerdo a las empresas y a los medios de comunicación? ¿Cómo pueden las empresas convertir sus contenidos en algo con valor “noticiable”? Las empresas y los medios de comunicación están condenados a a entenderse. La relación, que debería ser de coexistencia, realmente es de necesidad. Los medios necesitan a los gabinetes de comunicación de las empresas como generadores constantes de contenido y las empresas necesitan la visibilidad que aporta el aparecer como noticia en un medio.

redaccion

Por suerte para las empresas, la forma de trabajar dentro de la mayoría de los medios obliga a los periodistas a simplificar su labor recurriendo contenidos “digeridos” por parte de las empresas. La saturación de las redacciones ante la ingente cantidad de información a la que tienen que hacer frente diariamente es un filón para los gabinetes de comunicación. Las empresas tratan de “colar” sus contenidos corporativos, revestidos de valor noticiable, dentro de la enorme plataforma que son los medios de comunicación.

Desde el punto de vista de las empresas, los medios de comunicación son enormes plataformas que aportan una visibilidad a la empresa que sería imposible de otro modo. Aparecer frecuentemente en medios de comunicación reporta unos inmensos beneficios en forma de visibilidad pública.  Uno de los grandes retos a los que se enfrentan diariamente los responsables de comunicación de las empresas es, sin duda, tratar de aparecer en los medios  e intentar convertir en noticioso un contenido que interesa mostrar.

Desde el punto de vista de los medios de comunicación, las empresas son fuentes inagotables de contenido de las que pueden servirse cuando no dan a basto para gestionar toda la información a la que deben hacer frente. Por suerte para las empresas, o por desgracia para el público, es demasiado frecuente observar como se publican contenidos remitidos por las empresas sin cambiar “ni una coma”.

Los gabinetes de prensa de las empresas aprovechan esta situación diariamente. Un buen trabajo desde un gabinete de prensa de cualquier empresa debe tener como resultado una interacción informativa permanente y sistemática con los medios. ¿Cómo?

Facilitando el trabajo de los periodistas: La gran razón por la que son tan importantes las fuentes empresariales para los medios es su sencillez. La empresa, a través de su departamento de comunicación debe presentar al periodista una información trabajada, que llame la atención del periodista y con valor noticiable.

Creando confianza: Si una empresa trata de dar visibilidad a una información falsa estará rompiendo la relación con el medio y perjudicandose a si misma.

Creando contenido noticiable: El estudio de la revista Dircom sobre la relación entre las empresas y los medios de comunicación sostiene que  “sólo el 8% de los periodistas considera que la mayoría de las notas de prensa contiene  información publicable”. La gran mayoría de las notas de prensa no son aptas para ser publicadas en un medio de comunicación porque no aportan valor, son poco más que anuncios publicitarios.

No confundir información con publicidad: La comunicación externa de una empresa debe ser mucho más que el simple envío de mails corporativos/publicitarios a un medio. Se debe crear un contenido interesante, tanto para el periodista como para el público al que intentamos llegar.

En definitiva, la calidad (como en casi todo) es la clave del éxito. Un buen contenido simplificará la labor del periodista, reforzará la confianza empresa – medio de comunicación, será noticiable y será interesante para el lector. Todo esto, además de visibilidad, será muy positivo para reforzar la imagen de marca.

 

 

David Soto

Periodista apasionado del marketing digital, las redes sociales y el blogging. Muy ilusionado con este proyecto que es mi blog personal :)