0

5 habilidades periodísticas necesarias para el Community Manager

Desde hace un tiempo, la pregunta de que si los community manager deben ser periodistas ha sobrevolado las discusiones entre profesionales de ambos sectores. Yo personalmente creo que un periodista no tiene por qué ser un buen community manager pero también estoy convencido de que algunas de las habilidades periodísticas son importantísimas para una gestión profesional de las redes sociales.

La creación de contenido original, la rutina de citar fuentes y contrastar la información son rutinas periodísticas fundamentales para un buen community manager

Pese a que el trabajo del periodista y del community manager difieren en muchos casos, muchas de las habilidades necesarias para trabajar en un medio de comunicación pueden ser muy útiles (o más bien necesarias) a la hora de crear contenido para social media y “moverlo” a través de las redes sociales.

5 rutinas periodísticas fundamentales para el Community Manager

1. Creación contínua de contenido original

Una persona acostumbrada a crear contenidos diariamente en una redacción de cualquier medio no va a tener problemas a la hora de crear contenido original para las distintas redes sociales siempre y cuendo conozca las particularidades de cada una de ellas. La creación constante de contenido original es el motor de cualquier sitio web y por lo tanto es una capacidad imprescindible para aquella persona que se vaya a encargar de dinamizar las redes sociales o un site en internet.

2. Aprovechar el feedback

De la misma forma que el periodista se nutre de opiniones a la hora de elaborar sus contenidos, aprovechar el feedback de los usuarios debe ser una prioridad para el community manager. Tener en cuenta las opiniones de los usuarios de las distintas redes sociales es fundamental para conocer mejor a la audiencia y poder crear contenidos interesantes y útiles para un público específico.

3. Contrastar información

La ingente cantidad de información que circula diariamente por la web exige al encargado de la creación de contenidos digitales a llevar a cabo un proceso de documentación exhaustivo que le permita contrastar fuentes para no ser víctima de alguno de los cientos de bulos que circulan por la red.

Como dije hace unas semanas en un post dedicado a la infoxicación, vivimos en un momento en el que tenemos a nuestra disposición mucha más información de la que podemos digerir a un solo click de distancia. Esto nos obliga a estar alerta en todo momento y no fiarnos de todo lo que se dice en la red.

4. Citar fuentes

Tanto a la hora de crear contenido para un medio periodístico, como al compartir contenido en redes sociales, es fundamental citar al autor de dicho contenido. Lo más habitual si hablamos de twitter es citar al autor con @nombredeusuario al final del tweet. En el caso de que utilicemos fotografías e imágenes de bancos online también debemos citar al propietario o utilizarlas de acuerdo a los términos que nos indique cada banco de imágenes (Yo suelo tomar las imágenes de Pixabay donde especifican que “no es necesario reconocimiento”)

En el caso (poco recomendable) de que vayamos a copiar un contenido para nuestro blog o página corporativa hay que hacerlo siempre con la autorización del autor como dice Carlos Bravo en el post “Como copiar contenido de terceros de forma correcta”

Citar al autor de los contenidos que compartimos es una forma de reconocer el trabajo de quién los ha creado y de asegurarnos de no tener problemas en temas de plagio en el futuro.

5. Trabajar la inmediatez

El trabajo en redes sociales exige dinamismo e inmediatez, algo a lo que suelen estar acostumbrados los periodistas con experiencia en medios digitales. Las particularidades del consumo de información en la red obliga a los creadores de contenido a estar a la última y a hacer de la documentación constante uno de los pilares de su trabajo para estar siempre preparados para lidiar con nuevas informaciones. Creo que como todo, esta forma de trabajar necesita de un entrenamiento previo y del establecimiento de unas rutinas de trabajo adaptadas a estas necesidades, por eso se dice que el buen community manager trabaja 24 horas, todos los días de la semana.

Como dije antes, no creo que cualquier persona vaya a ser un buen Community Manager por tener conocimientos periodísticos pero le ayudarán. Puede que me equivoque pero para mí es fundamental que la misma persona que se encargue gestionar la presencia de una empresa en redes sociales se encargue también de la creación de contenidos porque nadie conocerá mejor lo que demandan los usuarios que la persona encargada de “convivir” con ellos en redes sociales.

¿Vosotros qué pensáis? ¿Creéis que la figura del Community Manager debe tener peso a la hora de decidir sobre la creación de contenidos o su trabajo debe limitarse a mover las redes sociales con contenidos “de otros”?

David Soto

Periodista apasionado del marketing digital, las redes sociales y el blogging. Muy ilusionado con este proyecto que es mi blog personal :)

Deja un comentario